14

¿Cuándo puedo resolver mi contrato de edición?

4 octubre, 2017

¡ Hola!

Soy Isabel Méndez. Ayudo a creadores y empresas a proteger y gestionar los derechos de autor de sus obras.

Te invito a que eches un vistazo a los packs de servicios que he preparado especialmente para ti.

Cada miércoles escribo sobre creatividad y desgrano en lenguaje claro los temas legales de interés
para las personas creativas.

¡Suscríbete a mi newsletter y no te pierdas nada de nada!

 

Ilustración de Jose Domingo

Durante la vida de nuestros contratos de edición nos podemos enfrentar a situaciones incómodas o problemas graves por incumplimiento de alguna de sus cláusulas.

Quizá pienses que no tienes nada que hacer ante ellos, por ejemplo, imagina que se ha agotado la primera edición de tu fabuloso libro, la editorial no está por la labor de realiza una segunda edición y aún quedan tres años para que finalice el contrato. Tres años en los que tu obra no estará disponible para el público y, por tanto, suponiéndote una pérdida económica y privándote de que tu obra sea disfrutada y conocida por un público cada vez mayor. Y en algunos casos, los contratos se firman hasta por diez y quince años. Una eternidad para tener tu libro flotando en el limbo. ¿Crees que lo único que te queda es esperar a que pase el tiempo y se extinga el contrato?

¡¡Piiiiiiiii!! ¡¡Error!!

Si por contrato pactaste más de una edición,ésta se ha agotado y ha pasado más de un año desde que requeriste a tu editorial para que realizase una nueva tirada, estamos ante un motivo de resolución del contrato. Es decir, un motivo para poner fin al contrato sin esperar a su extinción.

Y al igual que esa, nuestra legislación recoge otras causas de resolución.

Pero volvamos a nuestro contrato, ya que en él estarán recogidas las condiciones de resolución y extinción del mismo. Ahí y en nuestra Ley de Propiedad Intelectual. Por lo que en caso de conflicto debemos acudir a ambos.

La importancia de los contratos

¿Recuerdas cuando en mi post “3 razones por las que firmar un contrato al ceder tu obra” veíamos que el contrato era cosa de dos? Que tanto a la editorial como a ti os interesaba firmarlo ya que era la mejor forma de dejar constancia de los derechos y obligaciones de cada parte, así como el mejor documento para asegurarse de que estos términos se cumplen.

Un contrato es el documento donde quedará recogida la voluntad de las partes. Donde se fijarán los derechos pero también las obligaciones de cada. Una vez firmado, tendrá fuerza de ley, esto es, que las partes estarán OBLIGADAS a cumplirlo. En el caso de incumplimiento por parte de una de ellas, la otra podrá reclamar su cumplimiento ante los tribunales.

La vida de un contrato no acaba con su firma, no, no. Es más, ahí empieza su verdadera andadura, por lo que es necesario mantener un seguimiento y volver a sus cláusulas una y otra vez para comprobar si se están cumpliendo las condiciones y los términos pactados.

¿Qué otras causas pueden dar lugar a la resolución de mi contrato?

Cada contrato es un mundo, debemos acudir siempre a los nuestros y revisar los términos y condiciones en el caso de que tengamos algún conflicto con nuestra Editorial.

A continuación, te mostraré las causas de resolución que recoge nuestra legislación.

Cuando el Editor,

  • No ha realizado la edición ni en el plazo ni con las condiciones pactadas.
  • No muestra al autor las pruebas de la tirada, a no ser que se pacte lo contrario.
  • No le dé a la obra una explotación continua.
  • No satisfaga al autor la remuneración pactada.
  • Procede a la venta de la edición en saldo sin cumplir una serie de requisitos de notificación previa al autor.
  • Cede los derechos a un tercero de forma indebida.
  • No realice otra edición de la obra, si se ha pactado más de una, en el caso de que haya transcurrido un año desde que fue requerido a ello por parte del autor.
  • Realice un cambio de titularidad de la empresa o liquide la misma.
  • No cumpla con los requisitos del control de tirada.
  • Ha cesado su actividad o está suspendida por un procedimiento concursal, la autoridad judicial fijará un plazo a instancia del autor para que se reanude la explotación de la obra, de no ser así, el contrato quedará resuelto.

¿Por qué es importante conocer esto?

Todo el tiempo que tu obra esté parada es tiempo perdido, significa que podrías estar explotando tu obra con otra editorial o cediendo los derechos de la misma para otra modalidad de explotación.

Nuestra implicación y respeto hacia nuestro trabajo pasa también por conocer nuestros derechos y asegurarnos de que su explotación es la correcta para nuestros intereses.

Lo ideal es mantener una relación cordial, de confianza y buena comunicación con la editorial.  No pierdas de vista que a tu editorial también le interesa que el libro marche lo mejor posible, por lo que compartís, o al menos así debería ser, el interés en que el libro tenga una vida larga comercialmente y que llegue al mayor público posible.

Analiza la causa, plantea el problema a tu editorial e intentad buscarle una solución fácil. Si ves que todo esto te queda grande o no sabes por dónde empezar, no te vuelvas loco, asesórate, pregunta a tu asociación o busca un profesional que te ayude con todo el proceso y así darle buen término al problema.

Espero que este post te haya servido para conocer y proteger mejor tus derechos y tu trabajo. Te espero en el próximo post, hasta entonces ¡Feliz creación!

Isabel Méndez

Y recuerda:

  • Un contrato es la mejor herramienta para velar por tus intereses.
  • Como autor tienes derechos y obligaciones, conocerlas te permitirá proteger mejor tu trabajo.
  • La vida del contrato no acaba tras su firma, es necesario hacer un seguimiento.
  • Tu editorial y tú tenéis intereses comunes, mantener una relación amistosa y cordial con ella es importante para el buen funcionamiento de la obra.

 

¿Te ha parecido interesante?

Suscríbete a mi Newsletter y recibe cada semana mis post sobre creatividad, noticias y derechos de autor.

También en el blog...

El guionista que fue noqueado por Rocky

En 1985 se estrenó la ya mítica película Rocky IV, en la que Rocky Balboa se enfrenta al terrible Iván Drago. Pero el boxeador ruso no fue el único que probó los puños de Stallone. Timothy Anderson, guionista y fan de la saga, también salió malparado.

Leer más

Derechos de autor y censura. El poeta ante un consejo de guerra

Comienza julio y eso en este blog significa… (redoble de tambores) ¡Que comienzan los post sobre Derechos de autor y otros fantasmas!

Quizá seas nuev@ por aquí así que déjame que te cuente que durante los meses de julio y agosto los posts del blog estarán dedicados a historias terroríficas sobre los derechos de autor y los creadores.

Y la verdad es que el post de hoy da mucho miedo… De cómo un poeta se vio procesado por un consejo de guerra. ¿Comenzamos?

Leer más

Cláusulas abusivas en los contratos

Un autor o autora puede ver como queda limitado su derecho de libertad creativa por firmar contratos con cláusulas abusivas o nulas. Estos contratos pueden ser resueltos si acudimos a los tribunales, pero lo mejor sin duda es revisar cada cláusula y no firmar nada que pueda conllevar meter nuestra creatividad bajo llave durante años.

Leer más

¡ No te pierdas nada!

Suscríbete al Newsletter de Firmado Por y recibe cada miércoles en tu email mis posts sobre creatividad, propiedad intelectual y todos los recovecos legales para proteger y potenciar tus creaciones.

Los derechos de autor, sin rollos.

Soy Isabel Méndez y seré la responsable de tus datos, que emplearé para enviarte mi Newsletter cada semana, así como información de mis servicios y productos a través de Mailchimp. Para conocer tus derechos y mi política de privacidad, pulsa aquí.

🍪 Cookies 🍪

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para obtener más información ve a nuestra Política de Cookies