21

El dominio público también engorda en estas fechas

10 enero, 2018

¡ Hola!

Soy Isabel Méndez. Ayudo a creadores y empresas a proteger y gestionar los derechos de autor de sus obras.

Te invito a que eches un vistazo a los packs de servicios que he preparado especialmente para ti.

Cada miércoles escribo sobre creatividad y desgrano en lenguaje claro los temas legales de interés
para las personas creativas.

¡Suscríbete a mi newsletter y no te pierdas nada de nada!

Este es el primer post del año y pensé que el tema idóneo debería ser este. Enero es un mes importante en derechos de autor, concretamente la fecha de 1 de enero. Ese es el día en el que nuevas obras pasan a formar parte del dominio público.

Y el dominio público, esa bolsa enorme denominada también el “bien común”, aquello que nos pertenece a todos, se hace un poco más rico en nutrientes creativos, nos hace las obras más accesibles y más fácil de “jugar” con ellas.

Veamos un poquito más.

¿Qué es el Dominio Público? ¿De dónde sale la idea de Dominio Público?

En España y en general en cualquier país de la Unión Europea, los derechos de autor, tiene una protección de toda la vida del autor más 70 años después de su muerte. Esta protección suele oscilar dependiendo de los países, entre los 50 o 70 años después de la muerte del autor (esto es así para aquellos autores que murieron a partir del 7 de diciembre de 1987, los que murieron antes de esa fecha, tienen una protección de 80 años después de su muerte.)

La razón de ser de esta limitación es buscar un equilibrio entre el derecho que tienen los autores a obtener un beneficio por explotar sus obras y el derecho que tiene la sociedad a usar y beneficiarse de esas creaciones.

 

¿Qué pasa con sus obras tras esos 70 años?

Una vez ha transcurrido ese periodo de tiempo, las obras pasan a pertenecer al dominio público.

Eso significa que, a partir de ese momento, esas obras podrán ser usadas para realizar obras derivadas sin necesidad de pedir permiso al autor o sus herederos. Las obras podrán ser también reproducidas, interpretadas, distribuidas o exhibidas en público por cualquier persona.

Si estás interesado, por ejemplo, en hacer una adaptación o traducción sobre la obra El Principito de Antoine de Saint-Exupéry, estaríamos ante una obra derivada. Normalmente hay que pedir permiso al autor, pero no sería el caso si la obra pertenece al dominio público, aunque debemos asegurarnos de que realmente es así, no sólo con el texto, también con sus personajes, veamos:

  • Lo primero que debes hacer es averiguar si el autor ha fallecido: en este caso Antoine de Saint-Exupéry, pilota por otros mundos otros mundos desde el 31 de julio de 1944, cuando un extraño accidente de avioneta lo cambió de cielos a la edad de 44 años.

 

  • Averiguar los años que la Ley de propiedad intelectual del país del autor protege la obra después de la muerte del mismo: en este caso es Francia, y al igual que España, la protección es durante 70 años. Por lo que estaría libre de derechos de autor y formaría parte del dominio público desde enero del 2015.

 

  •  Podríamos hacer por lo tanto nuestra adaptación. Pero debes tener cuidado de estar basándote realmente en la obra original y no en otra derivada de la original. Por ejemplo, deberíamos basarnos en el texto original y no en otras adaptaciones que se hayan hecho del mismo, ya que estas serían a su vez obras derivadas y cuentan con sus propios derechos de autor.

 

  • Además, para seguir poniéndolo «fácil», se da el hecho de que los herederos de los derechos de autor de El Principito registraron los personaje del libro como una marca comercial, con la clara estrategia de seguir lucrándose de la licencia de estos personajes. Esto significa que los mismos no pasarán nunca al dominio público, ya que el derecho de marca tiene una protección de diez años renovables indefinidamente. Por lo que no podrías,por ejemplo,  realizar una camiseta con la ilustración del personaje sin obtener previamente una licencia,

Como puedes comprobar, cuando una obra pasa al dominio público no «vale todo» y debemos asegurarnos bien de los derechos de autor o de marcas que recaen aún sobre ella.

¿Y los derechos morales también desaparecen?

Nop, eso sí que no. Al menos no todos.

Existen dos derechos morales que no tienen límite de tiempo, por lo a diferencia de los derechos patrimoniales, no se extinguen a los 70 años después de la muerte del autor.

Estos derechos son:

  • A que se reconozca siempre su autoría.
  • A que se respete la integridad de la obra e impedir cualquier deformación, modificación, alteración o atentado contra ella que suponga perjuicio a sus legítimos intereses o menoscabo a su reputación.

Artículo 41 Condiciones para la utilización de las obras en dominio público. La extinción de los derechos de explotación de las obras determinará su paso al dominio público.Las obras de dominio público podrán ser utilizadas por cualquiera, siempre que se respete la autoría y la integridad de la obra, en los términos previstos en los apartados 3.º y 4.º del artículo 14.

¿Te gustaría consultar obras de dominio público?

Este 1 de enero de 2018, los autores que pasaron a formar parte del dominio público en España son los que fallecieron en 1937. En la página de la Biblioteca Nacional de España puedes encontrar una lista con sus nombres.

Si te apetece indagar sobre las obras que forman parte del Dominio Público puedes echar un ojo a estas páginas:

Sobre imágenes:

Sobre literatura:

Sobre películas: 

Sobre música: 

General: 

 

La idea de dominio público es un concepto necesario e interesante.  Sin embargo, me preocupa especialmente la costumbre que se está adquiriendo de ir ampliando los plazos de protección alegando al derecho de remuneración de los autores cuando en realidad se debe a los intereses económicos de grandes grupos empresariales. Esto hace que desaparezca el interés general y la verdadera naturaleza del dominio público.

Espero que después de leer este post hayas descubierto alguna curiosidad o dato nuevo. Ojalá te haya servido para conocer mejor tus derechos como autor, y en este caso también como consumidor de cultura.

Si tienes  alguna consulta sobre este u otros aspectos de propiedad intelectual, recuerda que puedes contactar conmigo a través del email.

¡Feliz creación! , Isabel Méndez.

de la ilustración: José Domingo

 

giphy (6).gif

(Fuente de las páginas de consulta de dominio público: Web del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, del Gobierno de España.)

¿Te ha parecido interesante?

Suscríbete a mi Newsletter y recibe cada semana mis post sobre creatividad, noticias y derechos de autor.

También en el blog...

El guionista que fue noqueado por Rocky

En 1985 se estrenó la ya mítica película Rocky IV, en la que Rocky Balboa se enfrenta al terrible Iván Drago. Pero el boxeador ruso no fue el único que probó los puños de Stallone. Timothy Anderson, guionista y fan de la saga, también salió malparado.

Leer más

Derechos de autor y censura. El poeta ante un consejo de guerra

Comienza julio y eso en este blog significa… (redoble de tambores) ¡Que comienzan los post sobre Derechos de autor y otros fantasmas!

Quizá seas nuev@ por aquí así que déjame que te cuente que durante los meses de julio y agosto los posts del blog estarán dedicados a historias terroríficas sobre los derechos de autor y los creadores.

Y la verdad es que el post de hoy da mucho miedo… De cómo un poeta se vio procesado por un consejo de guerra. ¿Comenzamos?

Leer más

Cláusulas abusivas en los contratos

Un autor o autora puede ver como queda limitado su derecho de libertad creativa por firmar contratos con cláusulas abusivas o nulas. Estos contratos pueden ser resueltos si acudimos a los tribunales, pero lo mejor sin duda es revisar cada cláusula y no firmar nada que pueda conllevar meter nuestra creatividad bajo llave durante años.

Leer más

¡ No te pierdas nada!

Suscríbete al Newsletter de Firmado Por y recibe cada miércoles en tu email mis posts sobre creatividad, propiedad intelectual y todos los recovecos legales para proteger y potenciar tus creaciones.

Los derechos de autor, sin rollos.

Soy Isabel Méndez y seré la responsable de tus datos, que emplearé para enviarte mi Newsletter cada semana, así como información de mis servicios y productos a través de Mailchimp. Para conocer tus derechos y mi política de privacidad, pulsa aquí.

🍪 Cookies 🍪

En esta web utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Para obtener más información ve a nuestra Política de Cookies